Una propuesta divina para vacaciones familiares, en pareja, con amigos, o una luna de miel low cost:

En BANGKOK pon a trabajar tus sentidos: Dorados en sus exóticos templos y palacio Real. Rojo del chili y sus riquísimos arroces y Pad Thai. Olores de incienso, perfumes y verde por doquier.

En la playa, el azul de mar, arenas blancas y el olor de la felicidad en la maravillosa isla de KOH SAMET.

Sólo tienes que sumar los vuelos a Bangkok (No incluidos). Consulta a tu agencia de viajes.