IGUAZÚ: MILAGRO DE LA NATURALEZA

Las Caratas de Iguazú son una colección de hermosas cascadas casi tres kilómetros de ancho. Se encuentra en la frontera de Argentina y Brasil y es uno de los principales destinos en América del sur. Este lugar definitivamente debe estar en lista de deseos de todo viajero. Las cataratas consisten en 275 saltos de agua, tantas que se puede oír el rugido atronador a gran distancia. Poder en bruto es de la naturaleza que te hace contemplar en el temor, especialmente cuando estás en la parte superior de las cataratas y te asomas en la boca de la Garganta del Diablo. Nunca habrás visto nada igual antes.

PUERTO IGUAZÚ: ARGENTINA

En el lado argentino de las cataratas encontramos a Puerto Iguazú, una pequeña ciudad de ambiente tranquilo con opciones de alojamiento para todos los presupuestos. Si te gustan los sitios pintorescos, selváticos y con encanto, puerto Iguazú es tu lugar. Si buscas una ciudad bulliciosa, con más movimiento y opciones nocturnas, elige Foz do Iguaçú la vertiente brasilera.

LLEGAR A IGUAZÚ. A unos 1500 Km al norte de Buenos Aires (menos de dos horas de vuelo). Hay varios vuelos diarios desde Buenos Aires.

Para visitar ambos Parques Nacionales, nuestras excursiones salen a diario e incluyen traslados desde el hotel, guía y entradas al parque nacional. Es una buena opción si quieres escuchar a un guía que le cuente sobre el parque y las cataratas, su flora y fauna mientras se recorren las pasarelas entre arco iris, mariposas y coatíes.

Nuestra mejor experiencia sin duda es el Safari “Gran Aventura”, que parte desde el Parque Nacional. En pequeños grupos se combina un tramo por la selva en camiones 4×4 estilo militar con navegación río arriba en zodiacs que se ubican bajo las caídas de las Cataratas. Un chapuzón inolvidable.

Desde Argentina y Brasil se puede acceder a las cataratas desde dos puntos de vista diferentes:

El lado de Argentina es bueno para disfrutar de las Cataratas de cerca, mojarse, tomar un paseo en barco por debajo de las cataratas y estar sobre la garganta del diablo. Un pequeño tren te lleva a las diferentes secciones de las cascadas. En Brasil, sin embargo, tiene el mejor lado de las cataratas para tomar impresionantes fotografías frontales. ¿Por qué elegir? Ya que llegaste hasta aquí te llevamos ambas vertientes.

CUÁNDO VIAJAR:  Se visitan las cataratas durante todo el año: en primavera y verano austral la temperatura es agradable y hay más flujo de agua. El Verano austral (Dic-Feb) es húmedo y cálido en la selva. El invierno tiene temperaturas suaves, aunque el nivel del agua es más bajo.

Iguazú no sólo es agua: Combina tu visita a las Cataratas con un poco de Historia, visitando las Ruinas Jesuitas de San Ignacio Miní, donde ocurre la historia contada en la película “La Misión”, puedes ver las minas de piedras semipreciosas de Wanda, hacer deporte de aventura en la jungla, ver los Saltos del Moconá, navegar por el Río Iguazú en un crucero, visitar aldeas indígenas guaranís, el Mariposario y sus orquídeas y otros proyectos de conservación de la selva.

Si quieres saber más, acércate a tu agencia de viajes. Confía en un profesional.