En El Calafate, donde poco a poco se acercan los meses más fríos del año, que allí comienzan antes que en latitudes de más al norte del país. Aún queda marzo y abril que siempre traen días de menos viento del verano y paisajes que comienzan a pintarse de los colores del otoño.

El calendario rural apura y se comienza a pensar en bajar el ganado que está en los potreros de altura durante el verano a corrales cercanos a la orilla del Lago Argentino, para esquivar las primeras nevadas y heladas. Es un espectáculo sin igual con un telón de montañas nevadas: un gran arreo que baja colinas y toma atajos por los campos irregulares; una tradición que genera adrenalina a quien lo vive por primera vez, y causa profunda admiración por la destreza de los gauchos, que parecen uno junto con su cabalgadura.

Este año el arreo se hará en dos partes, una en marzo y otra en abril, al arreo se suma tiempo de trabajo en los corrales con los animales, según las atenciones que la hacienda requiera. Es un programa ideal para aquellos pasajeros que gusten de las experiencias auténticas, vivir por unos días la vida del gaucho patagónico y disfrutan de andar a caballo con expertos jinetes. No faltará la buena comida al disco, el asado de cordero patagónico y los vinos para acompañar cada una de las comidas.

Fuera de esta actividad se podrá disfrutar de la estancia, de sus tareas diarias de campo, ordeñe por la mañana, suelta y arreo de ovejas, demostración de esquila entre otras; salir a caminar por la tarde y recorrer a pie o en bicicleta los senderos autoguiados que rodean el casco de la estancia.

Fechas:
24 al 27 de marzo 2017
21 al 24 de abril 2017

Consulte por paquetes de 3 noches de alojamiento en hostería de Estancia Nibepo Aike con pensión completa

El pase de diapositivas requiere JavaScript.